viernes, 18 de febrero de 2011

Oligopolio electoral

Reunión realizada luego de las elecciones de 2008 (Olmedo, Romero y Wayar)

Las elecciones en Salta se realizarán en Abril y en esa carrera electoral según algunos números hasta el momento ganaría el actual gobernador Juan Manuel Urtubey, a quien los sondeos le tribuyen un 43,9% de intención de votos seguido por Alfredo Olmedo con el 11,4% y el último candidato con chances sería Walter Wayar junto al actual secretario general de la CGT provincial y diputado provincial Jorge Guaymás con el 10,1%.
Walter Wayar a pesar de haber formado parte del gobierno de Juan Carlos Romero tiene un carisma que lo hace estimado por la gente sin embargo le juega en contra su falta de compromiso en la intención de un cambio y la inexplicable defensa a su ex compañero de fórmula en cuestiones insalvables como el escándalo de "la Cienaga". La tibieza demostrada desde el 2003 a la fecha fue acrecentando intereses en el banco del descrédito popular. Muchos recordamos a Walter, ante la fórmula Menem-Romero para la presidencia, soñando con la candidatura a gobernador en las internas y la posterior subyugación de sus ambiciones políticas ante la candidatura testimonial de Juan Carlos. Ese año gracias a una interpretación dudosa de la constitución provincial Romero se proclamaría por tercera vez gobernador de Salta.
Alfredo Olmedo sorprende de un modo desagradable no solo por su bufonesco comportamiento e incompetencia discursiva sino también en la escalada en la intención de voto que inició en 2008 cuando obtuvo una de las bancas de la cámara baja en la nación entrando detrás de Walter Wayar y el candidato de Urtubey, Fernando Yarade. Todo fruto de la práctica mas ejercitada de los '90, el clientelismo más rancio y estratégico. Llenando con festivales y sorteos la falta de ideas tratando de  disimular las propuestas evidentemente falaces logro con pan y circo en los puntos más poblados de la provincia captar electores y se filtro en 2008 entre los representantes enviados a Congreso. Ninguno de los tres diputados sumaron al proyecto nacional y popular ni que hablar de los senadores, Juan Carlos Romero, Sonia Escudero y Agustín Pérez Alsina.
En el caso de Juan Manuel Urtubey sabemos que es una cuadro surgido durante el gobierno romerista pero el trabajo de posicionamiento que realizó durante el período del 2003 a 2007 procuró demostrar que sus diferencias con el entonces gobernador era más que simples discicendias.
Hemos reclamado mayor determinación en momento importantes del gobierno de la compañera Cristina mas luego de cuatro años de gobierno es ineludible el reconocimiento a Urtubey al momento de destacar el paquete de políticas sociales en contraposición de las políticas meramente infraestructurales de su antecesor.
Romero se fue con la noche de las tizas, la huelga policial y las movilizaciones de convocatorias nunca vistas en la provincia, conflictos que heredó Juan Manuel. La situación de los docentes fue siendo saneada aunque, como en todo el país, todavía esta latente. En el caso del conflicto policial todavía recuerdo a Urtubey llegando al lugar donde se encontraban acuartelados los policías en su auto particular y sin custodios para hacerle frente y terminar resolviendo el conflicto.
Seguramente habrá quienes se sentirán recluidos de esta consideración de los candidatos a gobernar Salta, y estarán en lo cierto, esto esta en concordancia con lo mencionado en "La coprolítica y el efecto Coriolis", cuando hablaba de candidatos competentes y candidatos competitivos.
La triste realidad es que los otros candidatos no tienen posibilidades ciertas de llegar a abril con el caudal de votos necesarios como para pelear la llegada a Grand Bourg.
El impulso del kirchnerismo más combativo en Salta fue diluido por las ambiciones personales de quien se embandero con las premisas del gobierno nacional y popular, la falta de ingeniería electoral dejó en out-site y a muchos compañeros que eran propuestas potables por su bagaje intelectual pero sin posibilidades económicas de encarar la carrera hacia las urnas.
Lo cierto es que la opción que continúa permitiendo construir un espacio es la del compañero Urtubey (es lo que hay), mientras tanto logramos generar otras opciones y otros proyectos en armonía próxima al proyecto de Cristina. El resto es romerismo maquillado.

1 comentario:

  1. Veo que las preocupaciones derivadas de la ingenieria electoral 2011 no son exclusivas del Conurbano y las colectoras. Esta expresión tan grafica que usas (es lo que hay) es tan cierta en politica, como fatal. Es lo que hay, viene en la tradicion justicialista de la mas filosofica "la unica verdad es la realidad", y tenes mucha razon en que hay que contruir con lo que hay.
    Pero bueno, siempre por más.
    Abrazo
    Martín del Comando Evita Capitana-Zona Sur Conurbano Bonaerense

    ResponderEliminar

Me interesa tu OPINION