jueves, 10 de marzo de 2011

De que más se va a colgar?

Es cierto que en Salta ocurren muchas cosas durante los trescientos sesenta y pico de días del año sin embargo en esta era de las elecciones estamos, los periodistas y militantes, a la expectativa de las novedades en el escenario político escenario que por estas latitudes es acaparado por la histeria de la vedettonga pintada de amarillo, la figura del diputado Alfredo Olmedo.

Al día siguiente de la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, cepillo (como se lo conoce por sus pagos), quiso pintarse de kirchnerista. Por su puesto su "padrino" el senador Juan Carlos Romero le regaló la posibilidad, publicando en la contratapa de "el tribuno", un aviso donde le agradecían a la presidenta por "impulsar el proyecto de Ley de Olmedo para el apoyo y contención de mujeres embarazadas".

Si no fuese suficiente la interminable listas de ridículos realizados por el legislador como para ver cual es su grupo de pertenencia política, enviaron de Buenos Aires al rabino Bergman a realizarle el ADN PRO.

En el díalogo con el programa de Jorge Rial, el rabino habló con tono lastimoso por los casos de muerte en las comunidades aborigenes, presuntamente por desnutrición, sin recordar que el mayor de los males que atentan contra los pueblos originarios del norte provincial son el desmonte y la utilización de los agrotóxicos que van meyando la salud respiratoria de todos los habitantes de la zona.
Sobre la pregunta realizada por Rial respecto a si cepillo era la opción para la gobernacion de Salta el rabino dijo que: "El caso particular de Olmedo, motivo por el cual tambien lo estoy acompañando en un recorrido, no tienen que ver con su posición político partidaria (¿también animara fiestas de 15 y bar mitzvahs?) pero si el principio de que alguien de la actividad privada se dedica a lo público como candidato y resulta que a partir de ese día es acusado, falsamente, de trabajo esclavo, tiene que ser destituido es ademas un explotador; alguien que tiene que ser descalificado de una familia que tiene una trayectoria más alla de su propia persona que era un ejemplo para la provincia". Luego basado en la única ciencia que aparentemente conoce Bergman, el meparecismo, acusó a Urtubey de trasformar al candidato PRO en "en un enemigo que tiene que ser defenestrado (como si hiciese falta) y condenado sin evidencia y sin pruebas ademas de las causas armadas". 


La buena novedad es que aparentemente Olmedo habría llegado a su techo de intención de voto y estaría a más de 30 puntos del actual mandatario. Lo que me preocupa como salteño es que sigan desfilando por la provincia las figuras del PRO.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Me interesa tu OPINION