viernes, 3 de junio de 2011

Una blanca línea editorial

"El diario El Tribuno se solidariza con narcotraficantes, pero a nadie le sorprende su solidaridad" (Juan Manuel Urtubey)
El presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Santiago (el indio) Godoy, sufrió un ataque mediático por parte del diario de Romero. Luego de que Godoy en el recinto manifestara: “Responsabilizo a los muchachos de El Tribuno por mi seguridad y la de mi familia”. “Me siento perseguido, pero no tengo miedo”, agregó. La situación se generó, según cuenta el legislador, a que cuando gobernaba Juan Romero recibía el tabloide en su casa pero luego de la victoria de Urtubey esa situación se descontinuo y casualmente se reanudo hace unas semanas cuando implicaron al "indio" en el caso de apropiación de unas tierras en Tolloche.
“Hicieron (desde El Tribuno) todo para que me investiguen y sólo consiguieron que me den un certificado de buena conducta. No tengo nada que ver en el tema, ya lo dijo el fiscal”, enfatizó el diputado.
En una actitud conveniente y fundamentalistas de la libertad de expresión, cual células de terrorismo mediático clarinistas, optaron por el escándalo.
Consultado por la situación el gobernador Urtubey manifestó lo que paso a enumerar:
1 - "El diario no es la abuelita de Heidi, precisamente”
2- "El diario El Tribuno se solidariza con narcotraficantes, pero a nadie le sorprende su solidaridad" (buscar narcopolicia en Salta)
3- “No estamos hablando de un diario que cultiva la libertad de expresión, sino del brazo periodístico de un grupo político-económico”

La historia de la historia

Desde 1981 y hasta 2003 en la provincia reinó una hegemonía periodística, la impresa por Horizontes s.a.
El Tribuno nació como un diario que pertenecía a el Partido Justicialista sin embargo durante la revolución libertadora, el entonces gobierno nacional lo expropio y ordenó al interventor provincial deshacerse del patrimonio del partido y aún que no queda muy claro como el diario paso a manos de una persona, que no muchos años antes subsistía vendiendo bollos.
Los años pasaron mientras Don Roberto Romero dirigía el matutino empresa donde se formaron varios de los periodistas más reconocidos o identificables de Salta.
En 1986 los hermanos, Juan Carlos y Roberto Eduardo (Tito), asumen la dirección del diario. Mismo año en el que Carlos era electo senador nacional por la provincia de Salta con mandato hasta 1992, siendo reelecto con mandato hasta el '99. Sin embargo en 1995 participo en las elecciones provinciales y se proclamo gobernador, estuvo al frente del ejecutivo hasta 2007.
Tal vez alguien se tome el tiempo de leer este articulo, imaginense cual puede haber sido la línea editorial del tabloide salteño durante los años de gobierno romerista. Mejor ni especular sobre el volumen de la pauta publicitaria.
Ninguno de los hermanos Romero es un empleador respetable ya que eluden de forma vergonzosa e impune las leyes laborales. El actual director del diario, Sergio (mismo apellido y mañas), demostró que además se puede destruir otro logro de LOS TRABAJADORES, el prestigio periodístico construido en años. Hoy El Tribuno es un triste pasquín que obra de espacio de expresión del senador y órgano de operaciones mediáticas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Me interesa tu OPINION