viernes, 17 de mayo de 2013

Viviendo en un mundo mejor #MurioVidela


Trasladaban a Videla como preso común.

No viví durante el período de la dictadura, pero curiosamente fui criado dentro de una sociedad que, más allá de estar en democracia, no se sacó los mandatos de aquellos años obscuros. Todavía en mis primeros años de secundaria se oía con resquemor a Charly a Milanez o a Silvio; más terrible aún si era el cover con las incipientes primeras armas guitarreras que tenías.
Recuerdo a un tío que me dijo una vez "cuidado que en cualquier momento vuelven"; aquella frase me sublevo, fue allí donde sentí por primera vez que las chispita que titilaba en mi, con los clásicos del folclore, era insignificante comparada con la caldera bullente que encendía las canciones con contenido social.
Nunca más pude pararme frente a unos espectadores sin sentir la obligación de contar cantando.
Hoy no tengo en el repertorio la canción que manifieste esta felicidad que me desborda, será que la muerte de uno de los padres de la opresión mental de la sociedad argentina, libera. Como quien entierra angustias y libera el alma.
No es la felicidad que me desborda, es que le quito las limitaciones al alma y ella se echa a volar libre y plenamente feliz.
Videla se lleva la verdad de lo que le sucedió con los desaparecidos, con los bebes apropiados pero esos secretos no quedaran secuestrados por su muerte, el resto de la verdad se sabrá. También se llevará topas mentales, visiones anacrónicas, se llevará consigo la anti política, la dictadura y la anti democracia. Seremos los argentinos quienes construiremos una sociedad mejor, una construcción no como aquella iglesia sobre el cadáver de Pedro sino una sociedad que superará el techo del miedo que representó alguna vez.
No me importa que descanse en paz pero albergo la esperanza de que se va de este mundo para seguir siendo juzgado.
Viva la Patria.

sábado, 4 de mayo de 2013