martes, 19 de mayo de 2015

“El futbol es un reflejo del país”

"El fútbol refleja como somos como sociedad", "estamos cada vez más violentos" fueron algunas de las frases de Mascherano en una entrevista a un medio porteño y habrá que encontrarle razón. ¿Cuantas personas "complicaron" el partido? ¿A qué rango socio-económico-político pertenecen los responsables? ¿No es un reflejo más amplio de la sociedad los miles que se desconcentraron de la cancha, los otros tantos que manifestaron su repudio a la violencia en las casas, barrios y redes sociales?
Sin dudas en nuestra sociedad hay un punto de comparación con ese partido trunco, porque siempre hay egoístas, prepotentes que se agrupan con el objetivo de destruir la felicidad del pueblo.
Como salteño conozco muchos ejemplos pero quisiera recordar un hecho histórico. En una situación de lucha contra fuerzas colonizadoras del imperio español, Güemes convocó a los integrantes más humildes de la sociedad salteña para conformar su milicia a principios del S.XIX pero también tuvo adhesión de personalidades de la aristocracia. Quienes gestan la traición al héroe gaucho habrán sido los mismos integrantes de la "revolución del mercado". Era claro que la postura patriota de Dn. Martin Miguel resultaba contraria a los intereses del minúsculo grupo de beneficiarios del libre comercio.
¿Quién salió beneficiado? sabemos quienes salieron perjudicados pero ¿ese perjuicio redunda en algún beneficio para alguien?. Podemos mirar a quienes hacen leña del árbol caído pero ellos son oportunistas, la tentación a describirlos con un epíteto es un facilismo que les será funcional a quienes se embolsaron un triunfo (no me refiero a River).
Cierto es que el reflejo que nos devolvió el desenlace del superclásico es que un par de boludos, mandados por unos hijos de puta, pueden truncarles la fiesta a una mayoría sin embargo hay que rescatar la invitación a intervenir desde la observancia y denuncia para empezar a cambiar esta realidad que, esta vez, solo costo un partido de futbol y lesiones menores a tres jugadores.

1 comentario:

  1. "Sin dudas en nuestra sociedad hay un punto de comparación con ese partido trunco, porque siempre hay egoístas, prepotentes que se agrupan con el objetivo de destruir la felicidad del pueblo."

    En ese breve párrafo exponés con sencillez una gran verdad. Sin ir más lejos y ni siquiera tratar de ahondar en los responsables, las causas y las consecuencias de la vergonzosa interrupción del partido del jueves, hay toda una cadena de complicidades y no sólo en esa oportunidad. Y encontrás a dirigentes, políticos y miembros de la (¿?) justicia entre bambalinas. El reflejo de nuestra sociedad son los miles de personas que, solos o con sus familias, pagaron sus entradas para disfrutar de un espectáculo deportivo destacado. MILES de espectadores que no participaron de ningún acto delictivo ni de destrucción. Ése es el reflejo de nuestra sociedad. Como los millones de personas que diariamente viajan para estudiar, trabajar y cumplir con sus tareas, frente a ciertos "sindicalistas" que amenazan con un paro, simplemente como otra forma de joder. O protestando por un impuesto a los sueldos más altos que NO AFECTA a casi el 90% de los laburantes. ¿A quién representan? Pues a esa fracción en descomposición, fiel reflejo de cuanta canallada nos humilla y agrede a cada rato, "accidentes" y "descarrilamientos" ferroviarios incluidos.

    ResponderEliminar

Me interesa tu OPINION