jueves, 29 de octubre de 2015

#Distopía

Los últimos años, algunos, dejamos de prestarle atención a los agoreros y propaladores del cipayismo. En esa paz nos ensoñamos; la alarma sonó y hubo despertados que se traumatizaron. Algunos optaron por putear, otros por lamentarse lo cierto es que es tiempo de despabilarse y salir a militar para que no se detenga la marcha de bienestar. Hay que construir nuevos métodos que complementen y consoliden los derechos adquiridos. El mensaje es claro la distopía está a la vuelta de la esquina de nosotros depende que se cumplan los sueños y no las pesadillas, que algunas veces se parecen a los recuerdos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Me interesa tu OPINION