miércoles, 7 de diciembre de 2016

Un Cuntry en el Paraíso Fiscal

La fiesta a la que no estas invitado
Por dónde empezar... un año que quedara en la memoria de muchos como el "retorno al coloniaje" emulando aquel título que le costara el exilio a Arturo Jauretche. El cambio entro con acelerador a fondo, la reversa a full nos lleva en un rumbo que nos paseó por lo peor de la década de los ´90 y lo más siniestro de la dictadura; ojo que es sin ánimo de relativizar las vidas que consumieron las bestias del terrorismo de estado pero si alude a aquello que a priori aparentaría ser menos "aparatoso". Las políticas de Martínez de Hoz tuvieron parentesco con las que propulsaron los Chicago Boys (los herederos de Friedman) con la consecuente diferencia de la capacidad productiva y de recursos naturales que existen entre Chile y Argentina. La falta de legitimidad política del "Proceso de Reorganización Nacional" les complicó el panorama para realizar algunos de los mandados del poder internacional sin embargo conocemos como la historia tuvo su inmediata continuidad bajo la presidencia de Menem y con otro alumno de las Mater neoliberales yankis, Domingo Cavallo.
El quiebre institucional que llevo adelante el pueblo argentino en 2001 nos hizo pensar durante años que teníamos una sociedad consiente de los conceptos mercado interno, privatización, sistema jubilatorio e incluso hambre, entre otros sin embargo el año pasado quedo en claro que gran parte de la población es solo consiente de la conciencia que les elaboran en los medios masivos de comunicación.
El ladrón mañoso, queda claro que roba sea cual sea el contexto y más aún si además de mañas tiene contactos como Mossack Fonseca, por dar un minúsculo ejemplo. Ahora que sucede cuando a ese delincuente le das la posibilidad de gobernar, algunos creyeron desde su "más sensible visión" que podían darle una oportunidad más grande y en esa misma veta sensible descansaron en el sentimiento del odio para tomar una elección "total si no nos gusta cambiamos en la próxima". Aún que a quienes divisamos el porvenir de la patria ninguna de las actuales medidas no asombró sin dudas resultaba inimaginable el plazo en el que las aplicarían. Un nivel de endeudamiento que ha marcado un hito en la historia, el recorte en todas las áreas del Estado que tenían a su cargo el respaldo a los más humildes, a los trabajadores... bha al pueblo. Y en contra partida, que en realidad es en coherencia, el quite de la responsabilidad impositiva a las multinacionales que explotan los recursos naturales de la patria, la devaluación, la constitución de instrumentos de especulación financiera, el blanqueo a sus familiares por decreto.
El discurso de campaña hablaba de tipos que venían a salvar el país del populismo, en su acepción peyorativa, tipos que de saberlas todas empezaron a aprender solamente equivocándose para el lado de la oligarquía; tal vez el tiempo termine dando cuenta que estos grandes economistas formados en universidades yankis no son, ni fueron más que economicidas (la política económica no puede solo repara en los aspectos financieros). Los doscientos treinta mil desempleados nuevos no representan solamente doscientas treinta mil familiar sin ingreso forma también han significado cierre de fábricas, comercios y cuanta PyMe se hubiese inaugurado con un mercado interno fortalecido por que la inflación era sobrellevada con paritarias que más o menos se adecuaban a los aumentos de los precios. Se estarían abriendo las importaciones que llegan con precios competitivos dentro del mercado nacional pero lesionan la producción local. La industria del calzado en Córdoba, uno de los principales distritos electorales de Macri, vio en lo que va del año una retracción como hace años no sufria; los textiles en La Rioja, el ajuste en el presupuesto para ciencia y tecnología...

Algunos de los que militaron el odio contra las clases populares y que hasta hace unos meses era furibundos acólitos del macrismo (neoliberalismo) tal vez a la hora de encarar las góndolas para las fiestas empiecen a darse cuenta, como ya lo hicieron algunos y como algunos que seguirán eligiendo que la emotividad del odio los ciegue, nunca lo harán.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Me interesa tu OPINION