jueves, 29 de septiembre de 2011

Vamos a hacer boludeces que se acaba el mundo

Harold tiene a sus mejores alumnos en Argentina
Tal como Harold Camping, el pastor yanki que pronosticó el fin del mundo y posteriormente la prorroga, vemos a los candidatos opositores profetizando el Apocalipsis. Tienen razón, el fin llegó para muchos de ellos Carriostradamus fue la primera en augurar el fin y allí la vemos o en realidad la dejamos de ver luego de la magra cosecha electoral se llamó a cuarteles de invierno. ¿Compite, hizo piso?, si pero se encuentra con la misma necesidad milagrera que Altamira para llegar.
Así como "El Alberto" pinta bien (en especial si se trata de manchar) hemos presenciado que Rodríguez Saa es muy bueno para los grafitis el que lograría más de 14 millones de Me gusta en cualquier muro, aquel que rezaba "Entre Cristina y Duhalde la voto a Cristina"; aquí cabe rescatar otro fin, uno que comenzó con el intento de pre internas, el Fin del Peronismo Federal y todos sus (des)componentes.
No vale la pena hacer más que una mención escueta como la cantidad de votos obtenidos por la lista Alcira Argumedo y Jorge Cardelli, la lista que no se animo a encabezar Pino Solanas.
El candidato del partido más antiguo de la Argentina, Ricardito Alfonsín, demuestra que 100 años no es nada, o al menos a él no le quedo nada; bue... en realidad además del escudo partidario heredó un apellido con relevancia histórica, legado que exprime de forma desesperada.
Como evidente figura forzada a la política el hijo de Raúl, al igual que el diputado Olmedo, sale a colgarse de figuras históricas de nivel internacional como Kennedy, Lula Da Silva e incluso Mandela. En el último spot padecido por mis sentidos de este mamarracho recalcaba que Mandela llegó a ser presidente luego de 30 años de cárcel, yo le sugiero que opte por el claustro por un rango de tiempo entre 5 a 20 años para que estudié, los primeros años para adquirir conocimientos y los restantes para que busque en sí un poco de criterio.
La imagen de incompetentes que ha promovido la oposición dentro de ellos es irreversible sin embargo el mensaje recurrente es la petición de los votos con el fin de otorgarles la oportunidad de equilibrar el poder legislativo; peeero persisten con el discurso apocalíptico.
Mensaje: "voten nos por que se acaba el mundo y si no hacemos boludeces ahora ¿cuando?".
Huuuuy, que modales los míos también esta Hermes Binner paso por Salta y... he... ¡vino a Salta!; luego fue a Jujuy.
Kumpas a paso de vencedores hasta el 23 de Octubre.

1 comentario:

  1. Dejemos de lado - salvo honrosas excepciones - que un gran porcentaje de los políticos y los partidos opositores no sólo no sumó sino que restó, obstaculizó y degradó lo que debería haber sido un espléndido período gubernamental, entendiendo por gobierno a la participación armónica de los tres poderes.
    Además de esa actitud mezquina y maligna, está el agravante de que no actuaron en base a sus propias mezquindad y maldad, sino que lo hicieron "por cuenta" de un poderosísimo grupo económico que explota, entre otras cositas, cientos de medios de comunicación en todo el país. Y pegaditos al ogro multimedial, un par de grupitos más, no por menos poderosos menos dañinos.
    Su grave problema es que se enredaron tanto en su propia urdimbre de basura que al darse cuenta de que ya no es posible "voltear a un gobierno con unas cuantas tapas", entraron en el paroxismo que, supongo, es lo que dá origen al título de esta nota.

    Abrazo
    Tilo, 70 años

    ResponderEliminar

Me interesa tu OPINION