lunes, 26 de septiembre de 2016

Una boda y varios funerales

"Se nota que Juan es peronista de derecha porque en vez de casarse con una Eva se casó con una Isabel" (Chiste de un colega)
Este fin de semana el gobernador de Salta lanzo su campaña para la presidencia de la nación. Regalo para su madre, la "Licha", que sigue viendo como su niño prosigue con el hobbie de su fallecido hermano Julio Mera Figueroa, quien fuera ministro del interior de primer presidente "peronista" a la vuelta de la democracia.
En un escenario donde las campañas electorales se han vuelto campañas publicitarias y que van dejando de lado la política el matrimonio con una actriz es el escaparate que Urtubey soñaba para consolidarse como figura dentro de la consideración de las principales urbes del país pero el mandatario salteño no es un personaje ajeno a los medios de comunicación nacionales. Allá por el 2007 cuando derrotaba la fórmula apadrinada por el ex candidato a vice presidente y por entonces gobernador de la provincia Juan Carlos Romero, mediante un matrimonio partidario (FPV-PRS), hacia sus primeros artificios farandulezcos frente a las cámaras. Siempre con tono hangloose lució la investidura gubernamental y su pertenencia partidaria. La flexibilidad de su lealtad le permitió cerrar alianzas financieras relativizando los signos políticos y desdeñando las ideologías; así trascendió la contienda con el romerismo para constituir el acuerdo de gobernabilidad que le permitió emular a su padre en la función pública y lograr el tercer mandato; curiosamente también enterrando a un posible sucesor en el cargo de vice gobernador. 


Los funerales


Urtubey experimentó mucho tiempo como secretario de prensa del gobierno romerista; en su paso por el congreso de la nación formó parte de un trío de legisladores que impulsaba el kirchnerismo, fue allí donde se empapó de la dialéctica Nac&Pop y con eso le basto para encaminar sus ambiciones de gobernar pero también ese bagaje le funcionó para explotarlo como una efectiva demagogia lo que le permitió sobre llevar la desaparición de Maria Cash; el asesinato de las turistas francesas, Cassandre Bouvier y Houria Moumni; el supuesto suicidio de Luján Peñalva y Yanina Nuesch; las muertes de los niños de comunidades originarias en el chaco salteño, el incremento reflejado en los índices de femicidios y accidentes viales inclusive el que terminó con la vida de tres adolescentes, entre ellos su propio ahijado, etc. Algunas serán recordadas como trágicas muertes accidentales, tal vez, otras tendrán lugar en la memoria como la ineptitud de un gobernador que durante la época más prospera de las Argentina, de los últimos 50 años, permitió que sucedieran e incluso cabe la posibilidad que de aquí al 2019 los medios de comunicación con alcance nacional (los medios porteños) no tenga archivo alguno de estas muertes que nos sucedieron a los salteños bajo el gobierno apartidario, pragmático e indolente de Juan Manuel Urtubey.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Me interesa tu OPINION